Harto de las vejaciones de @Unicajabanco cc/ @UnicajaResponde #atenciónalcliente

HARTO DE UNICAJA

A la atención de D. Manuel Azuaga Moreno y D. Ángel Rodríguez de Gracia, Presidente y Consejero delegado de Unicaja.

 

Hace unos días mi madre (84 años) fue a ingresar dinero a una cuenta que tiene en Unicaja (antes Caja España) en la sucursal de la C/ Embajadores,18 de Valladolid, después de esperar una cola de más de 20 minutos en la calle para ser atendida hizo el ingreso.

Hasta ahí todo normal, poco después le llaman y le dicen que tiene que ir a recoger el dinero que había ingresado porque su cuenta estaba bloqueada y no se podía realizar el ingreso (¿no hicieron el ingreso en el momento? no parece que exista eso de bloqueo de cuenta con efecto retroactivo) . No hubiera costado mucho entregarle en ese momento un papel con los documentos que tenía que llevar para resolver el problema (reactivar la cuenta).

Acudimos otro día a la sucursal y le comentamos el asunto a la persona que nos atendió, que nos explicó que habían bloqueado la cuenta por el tema de las normas sobre el blanqueo de dinero, ya que mi padre no había entregado ciertos papeles. El asunto es que mi padre lleva fallecido 22 años y que nunca nos habían solicitado ningún documento, ni habíamos recibido ninguna comunicación al respecto previa al bloqueo de la cuenta.

Teníamos que presentar unos documentos para poder quitar a mi padre de la cuenta. A ello le comentamos que eso ya lo habíamos hecho hace años en otra sucursal de Valladolid (que por cierto es una de las muchas que han cerrado), mi mujer y mi madre ya habían realizado el trámite y entregado la documentación requerida por lo que ya debiera obrar en poder de la entidad. Le indicamos que reclamara la documentación a lo que nos contestaron que los documentos estaban destruidos (sin hacer consulta ninguna al respecto, a ojo, ya que ni sabía en qué fecha se hizo, ni en qué sucursal, …) y que los teníamos que presentar otra vez.

¡Vamos! que, si ellos cometen un error, (bloquear una cuenta sin previo aviso y por una documentación que ya se había entregado a la entidad) en vez de repararlo (o la menos intentarlo), piden la reparación al cliente al que han perjudicado. En ese momento sólo llevábamos dos de los seis documentos que decían necesitar y que otro día tendríamos que llevar el resto. Que quitaban el bloqueo de la cuenta de momento.

Al día siguiente fue mi madre a hacer el ingreso que estaba pendiente, para lo que tuvo que aguantar a la intemperie otra cola de más de 20 minutos. Las colas (casi todas las personas de avanzada edad) se producen porque han cerrado todas las sucursales del barrio menos esta (algunas en plena pandemia).

Hoy he ido de nuevo con mi madre a entregar el resto de la documentación que nos habían solicitado, nos atiende otra persona y le volvemos a explicar el problema, nos dice que el no tiene nada de lo que habíamos entregado, a lo que respondimos que se lo habíamos entregado a otro compañero y le indicamos cual.

Casualmente el compañero paso a nuestro lado y la persona que nos atendía le preguntó sobre el tema, a lo que contestó que él no tenía nada (sin preguntar sobre el tema, ni saber quiénes éramos, ni de qué documentación hablábamos). Mi contestación fue simplemente ¡mientes! Me miró con cara de sorpresa y al cabo de unos segundos dijo que sí, que efectivamente tenía los papeles.

La persona que nos atendía indicó que le había faltado al respeto a su compañero, que le había llamado mentiroso (la realidad es que había mentido). Sin embargo, a su compañero no le dijo que nos había faltado al respeto por decir una mentira, lo cual había ocurrido.

De mala forma, nos pidió la documentación que faltaba, le entrego el primer documento, y veo que empieza a quitar las grapas para fotocopiarlo sin tan siquiera haberlo mirado y comprobar que era uno de los documentos requeridos, le hago ver que no ha mirado el documento a lo que contesta “ese no es mi trabajo” (frase que nunca se debe decir a un cliente), a lo que harto de la situación le espeté “vete a tomar por …”, indicó que le estaba faltando al respeto y a su compañero y que nos fuéramos. Mi expresión hubiera sido una falta de respeto, si hubieran notificado a mi madre que le podían bloquear la cuenta por falta de documentación, si la hubieran explicado qué papeles debía llevar, si no hubieran “perdido” los papeles (sin comprobar si estaban en algún sitio) de un trámite que ya habíamos realizado, si se hubieran molestado en comprobar que la documentación podía estar en otra sucursal, si mi madre no hubiera que haber estado en la cola a la intemperie varias veces por su negligencia, si no hubieran mentido, y si nos hubieran tratado con respeto y atención, cosa que no sucedió.

No sé como llamaréis vosotros a este trato, yo lo llamo vejatorio, no sólo a mi madre, también a todas las personas mayores que tienen que aguantar las colas en la calle porque la entidad no gana suficiente dinero y ha concentrado todo el trabajo del barrio en una oficina pequeña.

Por cierto, esta no es la primera vez que en esa sucursal tratan de forma desconsiderada a mi madre.

Por último, Unicaja nos cobra comisiones anuales de 66€ a cada titular de la cuenta, 66€ a mi madre y 66€ a mi padre fallecido hace 22 años (y que hace años ya habíamos entregado la documentación al respecto), ¡ESTO SI ES UNA FALTA DE RESPETO!

Espero que alguien de Unicaja nos resuelva el problema y nos den algún tipo de explicación.

P.D. Por lo que veo no soy el único que tiene problemas con Unicaja, he encontrado gran cantidad de opiniones negativas, muchas de ellas relacionadas con el trato a personas mayores, las podéis ver aquí.

Un saludo

Alfredo Vela

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.