¿Profesionales del Social Media pasados de vueltas? #socialmedia

Valora este post

Yo siempre he tenido muy claro que al trabajo no se va a hacer amigos, aunque si se hacen, bienvenidos sean. ¿Por qué empiezo así mi artículo? Pues por que me temo que como se suele decir, me van a decir eso de “tu siempre haciendo amigos”, o eso tan socorrido de que soy “políticamente incorrecto”, que en realidad lo soy y además hago gala de serlo, ya que ser políticamente correcto, me suena a hipocresía, mentira disfrazada o a que no me dices lo que piensas.

Todo este rollo que os he contado es por que voy a hablar de algunas actitudes de algunos compañeros de profesión que no veo correctas o adecuadas y que de un tiempo a esta parte cada vez se repiten más y más y que no me gustan, y como sobre gustos se vierten opiniones, aquí va la mía.

Es evidente que por mi trabajo leo una cantidad ingente de publicaciones sobre Social Media, algunas son informativas y en otros casos son opiniones. Con muchas de esas opiniones estoy de acuerdo totalmente, con otras muchas en desacuerdo totalmente y con otras parcialmente de acuerdo. Hasta aquí lo nomal, ya sabéis lo que dicen de las opiniones que son como los c…, y que todos tenemos la nuestra, faltaría más. En este post voy a hablar de algunas ideas vertidas en esas opiniones que o no me gustan, o con las que no estoy de acuerdo e incluso de algunas que considero que arrojan piedras contra el tejado de nuestra profesión.

A continuación voy a desgranar algunas de esas opiniones y lo que me parecen, evidentemente voy a omitir a los pecadores, ya que creo que no es el momento ni el lugar oportunos:

  • Las Redes Sociales no venden: ya he escrito en varias ocasiones que vender no es el acto de cambiar un producto por un dinero, que eso es una simplificación de la venta obsoleta, la venta comienza con la idea de un posible producto y no termina en la transacción económica.
  • En los eventos de Social Media no se enseña nada: no es cierto, como en todo, hay eventos buenos y malos, ponentes buenos y malos, pero en la mayoría se enseña. Algunas apreciaciones al respecto, un evento no es un curso, en una ponencia de media hora no se puede esperar aprender lo suficiente para ser un gran experto del tema, también habría que hablar de si el que asiste al evento elige bien el mismo, puede ocurrir que vayas a un evento donde inadecuado para tus conocimientos, o bien por que se pasa o por que se queda corto.
  • En los cursos de redes sociales no se aprende nada: como en el punto anterior hay cursos buenos malos y regulares, generalizar es muy peligroso.
  • El Community Manager es algo del pasado: pero si la mayoría de empresas y organizaciones todavía no disponen de uno propio o externalizado, si todavía estamos comenzando. Word y Excel llevan 20 años entre nosotros y todavía hay una gran demanda de formación sobre ello (cursos buenos, malos y regulares)
  • Las Redes Sociales no valen para todas la empresas: es imposible que nadie haya podido comprobar esa afirmación, como mucho alguien podría afirmar que a la empresa XXX no le sirven la Redes, lo cual sería mucho afirmar. Es cierto que no a todas las empresas les sirve lo mismo, de ahí, a decir que no les sirve nada media un abismo.
  • Estoy harto de los cambios en FaceBook: es cierto que son incómodos, que nos cuesta aprenderlos y asumirlos, pero poco más que decir.
  • No se puede calcular el ROI del Social Media: es una afirmación muy discutible, ¿la persona que la vierte es capaz de calcular el ROI de su trabajo en la empresa)
  • No se pueden llevar las redes sociales de una empresa por 300 € al mes: claro que sí y con más y con menos, cada uno tiene que adaptar el trabajo y el presupuesto a sus necesidades y posibilidades, en la mayoría de los casos son horas de trabajo fácilmente calculables. Lo que sí es cierto es que a mayor y mejor trabajo suele obtenerse mejor resultado.
  • Estoy harto del autobombo: pero si casi todos hacemos autobombo, empresas y particulares. ¿Quién es capaz de definir la delgada línea que separa el autombombo de la divulgación?
  • Los socialtrips, blogtrips y similares no valen para nada: ya, y eso ¿por qué? ¿qué sólidos argumentos aportas a la afirmación?
  • No me gusta la publicidad en las redes: a mi nunca se me ocurriría ir a mi kiosquero y decirle que me quite la publicidad del periódico o de la revista. La publicidad es el modo en el que se consigue que estas magníficas herramientas sean casi gratuitas.
  • Las empresas se meten en las redes y las desvirtúan: al igual que en el punto anterior, son un soporte necesario para la gratuidad, o, ¿estás dispuesto a pagar por esos servicios?
  • Es difícil vender Social Media Marketing a las empresas: claro, como vender papel higiénico, servicios de catering o publicidad.
  • No se puede prestar una buena atención al cliente con Redes: se puede y se debe, al ser algo nuevo hay que ir aprendiendo sobre la marcha, ¿o preferís la atención al cliente telefónica? Que lleva muchos años entre nosotros y en la mayoría de las empresas ni consigues que te atiendan.
  • Estoy harto de publicaciones generalistas: y yo sobre estudios de la avutarda en época de celo y por eso no les leo.
  • Tener muchos followers no vale para nada: ya, y seguro que a las televisiones tampoco les sirve tener muchos espectadores. Se podría hablar de buenos y malos followers, pero incluso eso sería difícil de evaluar.

¡Ojo! Todos en alguna ocasión hemos caído en estas trampas, y ya sabéis, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Publicado originalmente en Inesem

Anuncios

6 comentarios

  • Hola, te has quedado corto en la picaresca, in my opinion, pero muy acertado en lo que dices.

    Sólo comentaré sobre el tema del cálculo del ROI. Es difícil comparar valores abstractos como pueden ser un like, unos seguidores o unos retweets o shared con el valor intrínseco del dinero que cuesta mantener una infraestructura, un salario de un community manager o el coste de una campaña.

    Nosotros lo hacemos simplemente dando unos valores de partida, por cada n-mil seguidores, sumamos 4 euros, por ejemplo…y por cada like 0,20 y por cada shared o retweet 0,40. Esos valores son modificables por el cliente de nuestro producto. Los valores del coste en si son metidos también a mano, mes a mes. De esta manera es posible, con la certidumbre que queramos darle, obtener una manera de medir la productividad/rentabilidad de una campaña especifica o incluso con un ranking de post más productivos que suelen ser los que más conversación han generado.

    Os dejo un enlace de nuestro producto, por si queréis profundizar:

    http://www.dkssocialsmart.com

    Otro tema difícil es el análisis del sentimiento.Nosotros lo hacemos utilizando un diccionario tesaurus y se clasifican cuando tenemos una certeza de un 80%.

    Analizamos semánticamente el post y lo clasificamos en positivo/neutro/negativo. Es difícil dado el sentido del humor, giros y las frases hechas españoles, pero también pueden añadirse términos y frases, para corregir esto y añadir tecnicismos, por ejemplo, para sectores específicos de actividad.

    Un saludo.

  • No sé si todos los comentarios vienen del mismo “pecador” o de distintos, pero lo que queda claro es que esos comentarios suelen venir por desconocimiento de lo que “mueve” hoy en día la redes sociales, y muchas veces basado en ideales empresariales de la revolución industrial. En fín, como bien dices ¡para gustos colores! 🙂

  • Muy acertado el tema , el tono, la visión y sobretodo muy bien estructurado, de lo mejorcito que he leido en mucho tiempo, saludos Alfredo.

  • Algunos más o menos discutibles, pero en el que rotundamente “el pecador” está equivocado es el de Redes Sociales para atención al cliente. Creo que es donde más utilidad ofrecen a una empresa y donde mejoran el branding de la misma. Una empresa que me atiende rápido y bien por RRSS tiene mucho ganado para ti, y para un gran público potencial.

  • Pingback: ¿Profesionales del Social Media pasados de vueltas? #socialmedia | El Colibrí Cosmopolita

  • Pingback: site

Deja un comentario