Scheherezade no estuvo en #GRXperience #tourism #socialmedia


Hace un tiempo recibí un DM en Twitter, en el que me preguntaban si quería participar en el blogtrip
#GRXPerience
de Granada de los días 28 de junio al 1 de julio de 2012 que organizaba el Patronato de Turismo de Zamora, en mi mente todavía tenía fresco otro blogtrip, #blogtripcostablanca celebrado en Calpe y extraordinariamente conducido y ejecutado por Mario Schumacher en Calpe, cuando comprobé la agenda le contesté a Raúl, que era en que me había enviado el DM, que encantado de ir a Granada.

No podría hablar sobre 1001 noches en Granada, porque solo estuvimos 4 días, pero os aseguro que si podría contaros 1001 historias sobre #GRXperience, tan interesantes como la de Scheherezade, aunque me temo que con una calidad literaria un “poco diferente” a los cuentos de las mil y una noches narrados en una noche de luna llena al lado de la Alhambra.

Durante las semanas posteriores se fue perfilando el programa del blogtrip y también los asistentes, y poco a poco fuimos hablando vía Twitter entre nosotros y así empezamos a conocernos y a charlar sobre cómo íbamos a vivir en Granada esos días y previniendo a la provincia de Granada que un grupo de blogueros, blandiendo sus móviles, tabletas y portátiles iban a invadir la provincia y además lo iban a retransmitir en directo, ¿soportaría igual Granada esta invasión al igual que soporto estoicamente la ocupación musulmana?

Cuando más nos acercábamos al día 28 de junio, más ganas tenía de ir a Granada a conocer la provincia, conocer a mis compañeros de aventura y vivir las experiencias que nos tenían preparadas. Con los años (en breve cumpliré 50) he aprendido que tener elevadas expectativas sobre algo, es la mejor manera de llevarte grandes decepciones y no ser feliz, y no sé por qué motivo en esta ocasión mis expectativas eran muy altas (Creo que por qué Raul sería capaz de conseguir que el diablo le vendiera su alma a precio de amigo) y pesar de ello se han visto superadas con creces, algo que rara vez sucede, por ello dar la enhorabuena al Patronato de Turismo de Granada, a Raul como cabeza visible del mismo y a todos aquellos que participaron de una u otra manera en el evento.

Sobre los participantes, he de decir, que personalmente conocía a dos, al resto o los conocía por Twitter o no tenía referencias de ellos en absoluto, aunque los días previos tuvimos algunas charlas en las redes sociales.

Día 28

El día del viaje, cada uno realizamos el viaje desde nuestros puntos de origen, en mi caso en tren de Valladolid a Madrid y avión de Madrid a Granada, donde coincidí con Ana y Vanesa.

A la llegada a Granda fuimos dejar las maletas al hotel ABBA Granada y comenzó el grupo a reunirse, saludos y presentaciones.

Camino de la vista nocturna a La Alhambra paramos reponer fuerza en el Hotel Alhambra Palace con unas
vistas espectaculares (al igual que la cena), y allí comenzamos a conocer a nuestros compañeros de viaje, que como ocurre siempre: ves una foto y te imaginas a la persona, pero siempre la persona te sorprende.

Hay muchas cosas de esas que te dicen que al menos debes hacer una vez en la vida, sin duda que una de ellas debería ser realizar una visita nocturna a La Alhmabra, con buenos guías, con buenos compañeros y
porque no decirlo en compañía de tu iPhone, de tu Twitter y tu cámara fotográfica. A La Alhambra no le hace falta realidad aumentada, sin duda ninguna.

Día 29

Desayuno y autocar rumbo a Rio Verde para visitar sus cañones, y después de alguna peripecia (hay una de ellas que merecería post aparte, y espero que alguno lo haga) que otra, llegamos a un paraje de esos que te quitan el hipo y que yo no esperaba encontrar tan al sur de la Península. A pesar de por motivos de tiempo no pudimos hacer el recorrido completo, lo pasamos muy bien, hicimos pandilla y conocimos un paraje de los de no olvidar. Para llegar al cañón tuvimos de hacer una parte de trayecto en 4×4, y os puedo decir que si la frase “la meta es el camino” es cierta tuvimos una “meta” que recordaremos por mucho
tiempo, y hasta aquí puedo leer.

Rendidos, exhaustos, pero felices tomamos rumbo a Lanjarón (sí, ese pueblo con nombre de botella de agua), donde aterrizamos en el Hotel Alcadima, donde nos sorprendieron con toda suerte de delicias gastronómicas que nos enseñaron a elaborar, algunos de ellos fueron ensalada nazarí, arroz a lo pobre, limonada granaína, sardinas o boquerones amorgados y un surtido de ricos postres, que degustamos con entusiasmo.

Por allí descansamos un poco, dimos una vuelta por el pueblo y nos enseñaron el hotel.

Salimos de Lanjarón, con destino final en Bubión, pero por el camino hicimos algunas paradas de interés como la visita a Pampaneira, pueblo precioso con unas calles y rincones que parecen creados para ser parte de una fotografía, repusimos fuerza en una bar típico del pueblo con una vino blanco y un poco de jamón y queso de la zona.

La cena fue en la villa turística de Bubión, extraordinario lugar para pasar una temporada de paz y reflexión. Allí tuvimos una cena alpujarreña y una extensa sobremesa donde hablamos del bien y del mal, sentados en una terraza espectacular rodeados de montañas, y estábamos tan relajados que no usamos ni móvil, ni Twitter, algo que quién nos conozca, tachará de imposible.

Día 30

Después del necesario desayuno emprendimos camino de nuevo, esta vez a la zona de Guadix y Marquesado, donde fuimos ver el centro de interpretación del Megalitismo y a realizar una ruta 4×4 por el desierto del Gorafe, que me puso las pilas para el día. Pasamos por lugares que me olía a Sergio Leone y a Clint Eastwood.

Llegó la hora de comer y nos fuimos a unas casas cueva del Tio Tobas, donde comimos una excelente barbacoa, y tuvimos uno de los pocos momentos de relax del viaje (algunos querían alargar más el descanso).

Vuelta a Granada, en esta ocasión al Hotel Nazaríes, después de un pequeño cambio de look, a cenar al restaurante Panoramic 360, único restaurante giratorio de España donde nos acompañó en la cena Bere Casillas en compañía de su mujer, y en las copas también disfrutamos de la compañía de José Antonio, el alcalde de Jun, Sergio y algunos conocidos más.

Pasadas las 12, felicitamos a Ana Santos por su cumpleaños, y por supuesto la cantamos el cumpleaños feliz, se la veía cara de estar disfrutando, seguro que para ella y para nosotros ha sido un cumpleaños diferente.

Día 1

Mañana intensa antes de volvernos a nuestras casas, Después de un desayuno reponedor, fuimos a visitar el Museo de la ciencia de Granada (el museo más visitado de Andalucía), he de decir que me sorprendió muy gratamente  encontrarme un espacio de estas características, tan grande, tan bien diseñado y tan lleno de exposiciones interesantes, en una ciudad del tamaño de Granada, no os lo perdáis, altamente recomendable.

Una vez imbuidos de ciencia, tocaba visitar El Albaicín, el bello centro de al ciudad de Granada, calles preciosas y estrechas, que alguno diría que están allí puestas para poder pasear por ellas viendo la belleza de la Alhambra, siempre presente. La visita fue guiada por María Angustias de manera que nos transportó a al época en la que los árabes ocupaban Granada y a los tiempos posteriores a la conquista de la ciudad. El culmen de la visita fue poder subir a la torre de la cúpula de la Iglesia de San Nicolás (gracias a que estaba en
obras) para poder ver la Alhambra y el Generalife a la altura de los ojos, por cierto espectáculo inigualable que pudimos vivir escuchando la música “Entre dos aguas” compuesta por Paco de Lucía.

A la finalización de la visita, tocaba reponer fuerza, y nos fuimos a tomar unas “milnoh” y a disfrutar de las tapas con las que nos obsequiaron (dicen que Granada es una de las ciudades de Europa donde las tapas son más generosas) y que disfrutamos con deleite. Finalizamos con un café en una terraza donde comenzamos con las despedidas y al final “cada mochuelo a su olivo”.

Qué me traje de #GRXperience

Lo primero que me he traído ha sido conocer y disfrutar de mis compañeros de viaje Ana. Mario, Lola, Raul, Luis,
Molly, Ángeles, Vanesa, Jennifer, Rocío, Conchi, Dani, Myriam, y todos aquellas personas que conocimos por Granada.

También me he traído la sensación que tengo que volver a Granada, y que seguro que lo haré, me queda mucho por ver, por disfrutar y por volver a ver y a vivir lo que ya conozco.

Y también me traje la mochila llena de emociones e ilusiones, y que por unos días entre todos conseguimos olvidarnos de la crisis y de los problemas del día a día.

Para terminar os dejo con un vídeo que hizo Mario Schumacher en #Grxperience:

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s