Mamá, no quiero ser empresario 2.0.

En el Iniciador Valladolid de abril, el ponente que dio la charla fue Salvador Más, uno de los creadores de Invertia y actualmente director general de Openfinance, recientemente adquirida en su mayoría por InfoBolsa. No pude asistir personalmente, pero estuve viendo el streaming de la charla, muy bien realizado por Irradia Creatividad, y que podéis ver en: http://vimeo.com/22331941?ab

Creo que ha sido de los Iniciador que he visto, donde la gente se ha reído más, pero a mí me dejó muy mal cuerpo, y aunque no tenía pensado escribir sobre el tema, el runrún que había en mi cabeza me lleva a hablar sobre dicha charla, y no precisamente para bien. He tenido que volver a visionar el vídeo, por si no era como lo recordaba, pero lejos de desaparecer el runrún se ha acrecentado.

Alguien me dirá que lo que dijo Salvador, lo piensan muchos empresarios, que las frases que pondré a continuación están sacadas de contexto, que las empresas necesitan de ese tipo de empresarios, que ha utilizado un criterio economicista en su exposición, que … Paparruchas. He titulado el post ‘Mamá, no quiero ser empresario 2.0.’, porque no quiero ser como Salvador, soy empresario y no me gustó lo que vi.

Algunas frases de la charla.

– “Cuando uno lleva 10 años con un proyecto acaba aburrido“, pues chico déjalo, a nadie obligan a aburrirse.

– “Me duele la universidad española“, de acuerdo, ¿qué harías para mejorarla? Ningún comentario al respecto.

– “Es importante que te guste la gente lista“, ¿quién decide qué es una persona lista?, y sobre todo ¿cómo podemos hacer que nos guste ese tipo de gente?. Seguro que todos conocemos listos a los que no tragamos.

– “Tuve una porquería de trabajo en una gran empresa, La Caixa. Fui cajero, era un desastre y nunca me cuadraba la caja“, y luego te atreves a decir: “si quieres tener gente buena, tienes que despedir a los demás“, vamos que no quieres que tus trabajadores hagan lo que tu hacías, genial.

– “Trabajé como asesor de Bolsa y no me gustó, si no eras muy bueno el porcentaje de acierto era del 50%“. El pulpo Paul tuvo unos porcentajes de acierto muy superiores.

– “El dinero que había en Terra era impresionante, y el poco talento también, así como la forma en la que los dilapidaron“. Supongo que tu talento en la empresa no sirvió de mucho.

– “Posteriormente trabajé en KBK-Banco Urquijo, y le dijimos que para esos rollos de empresa no hacía falta que nos hubierais traído de Terra, que por lo menos había dinero para fiestas“. Es la tercera empresa donde el aporte de tus ideas fue brillante.

– “Los desarrolladores a los 5 años no valen“. ¿Qué hacemos con ellos, los tiramos? ¿No será que la empresa no sabe conducirlos hacia donde deben de ir?

– “Despedir me costaba mucho, ahora menos“. A mí me sigue costando mucho.

– “Estoy aburrido de contar siempre el mismo PowerPoint durante 10 años, aunque siga estando vigente“. Ya he dicho antes que a nadie le obligan a estar donde se aburre.

– “Es bueno que lo políticos desregulen, aunque a nosotros nos han venido muy bien los cambios de regulación“. ¿En qué quedamos?

– “Es importante tener clientes listos, los noruegos lo son“. Volvemos a quién decide quién es listo y quién no.

– “A veces te quita un proyecto un imbécil al que le da igual“. Sin comentarios.

No es que yo sea un dechado de virtudes, y políticamente correcto, pero de ahí a faltar el respeto me parece que hay un largo trecho.

Espero vuestros comentarios.

Publicado originalmente en:
http://www.castillayleoneconomica.es/blogs/tecnologia-para-principiantes/mam%C3%A1-no-quiero-ser-empresario-20

Anuncios

3 comentarios

Deja un comentario