¿Los políticos tienen miedo al Social Media? #socialmedia

Valora este post

La única respuesta posible es sí, y no me vengáis con el rollo de que generalizar es malo, que cierto es, pero no aplica. La afirmación “Los políticos tienen miedo al Social Media” es irrebatible, pero el problema no radica en el miedo que puedan tener, sino en cómo afrontan ese miedo. Es como lo de hablar en público, siempre nos causa temor, que se va superando con el tiempo, aunque seguro que conocéis a muchas personas que no lo han superado.

Si sois asiduos a Twitter, últimamente habréis visto hashtags como #nolesvotes, #eurodiputadoscarasduras, #leysinde, que seguro que a la clase política no han gustado, eso en el mejor de los casos, es decir, los políticos que tienen presencia real en los medios sociales (real de verdad, yo conozco a varios que las usan de manera adecuada, incluso no comulgando con sus ideas), porque me temo que el peor de los casos es aquellos que “pasan” de las redes sociales, o ni tan siquiera las conocen, que por desgracia es un número muy elevado, lo que dice poco de ellos.

A continuación voy a intentar resumir en 10 puntos, por qué creo que tienen miedo, qué deben de hacer para superarlo y el peligro que corren algunos al despreciar las redes sociales y no monitorizar que sucede en ellas:

1. El primer miedo es a decir lo que piensan en la red, ya que la disciplina mal entendida de los partidos coarta la libertad de expresión de sus miembros (sobre todo de puertas para fuera), y claro si a alguien se le va un tweet, en contra de la directriz del partido, se le puede caer el pelo. Así nunca conoceremos a las personas que hay detrás de los políticos, lo que es malo para ellos y para el resto de los ciudadanos.

2. El segundo miedo, meter la pata. La viralidad de la red hace que una metedura de pata corra como la pólvora, pero han de pensar que esa misma viralidad sirve para arreglar esa metedura de pata. Por cierto, la pata la metemos todos.

3. El tercer miedo, leer las críticas ácidas, corrosivas y a veces maleducadas. Entonces habéis elegido mal la profesión, ya que las críticas van a existir siempre, habrá que estudiar las que sean interesantes, pasar de las críticas estúpidas, pero siempre monitorizar lo que sucede, para poder actuar a tiempo.

4. El cuarto miedo, todo lo que se escribe en la red permanece a lo largo del tiempo. Vamos, que te da miedo cambiar de opinión con el tiempo, no cumplir una promesa electoral, decir digo donde dije Diego, qué mala pinta tiene eso, ¿no?

5. El quinto miedo, a decir NO, complicada cuestión, pero si un dirigente político solo sabe decir SÍ, tenemos un problema, hay que decir no cuando la ocasión lo merece, el decir siempre sí puede resultar más fácil, pero a medio y largo plazo es una catástrofe.

6. El sexto miedo, a la pérdida de intimidad, en las redes sociales se pierde la intimidad que quieres, igual que en la vida pública off line.

7. El séptimo miedo, a gustar más a la gente que mis superiores, a destacar. Si tienes ese miedo cambia de trabajo y consigue que tus superiores si se molestan porque le gustas más a la gente también lo hagan.

8. El octavo miedo, a descubrir que mis ideas y pensamientos están equivocados. Siempre se ha dicho que del error se aprende más que del éxito, el problema no es descubrir que estabas equivocado, el peligro es que no hagas nada al respecto.

9. El noveno miedo, a tener que dar la cara, no solo en épocas de elecciones sino siempre. Dar la cara es uno de los trabajos de un político, forma parte de su trabajo, incluso en momentos delicados como el caso de #eurodiputadoscarasduras, donde Twitter en unos minutos ha hecho cambiar de opinión sobre el “asuntillo” de los vuelos en turista o primera clase.

10. El décimo miedo, a tener que contestar sin un guión o sin un asesor que nos prepare el discurso, en Twitter con sus 140 caracteres y su velocidad, o dices lo que piensas rápido o se te ve el plumero.

El Social Media ha calado en la sociedad, y es un barómetro social imprescindible, medible y en tiempo real, despreciarlo o no utilizarlo es un riesgo que no se debe correr.

Por último con respecto a #nolesvotes, una reflexión: nuestro sistema actual consiste en votar a alguien que nos represente, no votar no es la mejor solución, primero habría que pensar qué otro sistema sería mejor e intentar implantarlo.

Publicado originalmente en:
http://www.castillayleoneconomica.es/blogs/tecnologia-para-principiantes/%C2%BFlos-pol%C3%ADticos-tienen-miedo-al-social-media

Anuncios

2 comentarios

  • Excelente articulo, con una transparencia y lógica aplastante. Las cosas por su nombre :))

    Sobre la reflexión #nolesvotes, está mal entendida por muchos, la plataforma nolesvotes comenzó con la ley Sinde y no hace referencia a no votar en las elecciones, sino a no votar explicitamente a aquellos partidos que la apoyaron. Principalmente PP, PSOE, CIU.

    El hastags seria demasiado largo #nolesvotesaellos o no pensaron que el mensaje se podía entender con no acudir a las hurnas. Yo que me autodefino “pro” #nolesvotes voté a los verdes! :))

    Malina

  • sorry por lo de “(h)urnas” fue un lapsus 😉

Deja un comentario