La Ley Sinde 2, o vuelta con la burra al trigo


Publicado en originalmente en:
http://www.castillayleoneconomica.es/blogs/tecnologia-para-principiantes/la-ley-sinde-2-o-vuelta-con-la-burra-al-trigo

 

Después de su fracaso en el Senado, el pasado lunes se concretó un acuerdo para volver a incluir en la Ley de Economía Sostenible lo que coloquialmente se conoce como Ley Sinde, por lo que parece que algunos de nuestros políticos son los actores de la película El día de la marmota y eso de adaptarse a los cambios no va con ellos.

Si el mismo esfuerzo que se ha dedicado a llegar a un acuerdo para legislar sobre páginas de enlaces se hubiera dedicado a sacarnos de la crisis, a buscar soluciones para los casi 5 millones de parados que tenemos, a mejorar la opinión social sobre los emprendedores para que haya más, a mejorar el sistema educativo para que el informe PISA no nos sitúe en la cola, a buscar caminos de racionalización de la organización de las administraciones públicas, a hacer que las universidades se acerquen a las empresas, a… No sigo pero cada uno puede añadir su a… Si se hubiera puesto el mismo empeño en todos estos aspectos, viviríamos en un país de ensueño.

Dicen los de la cultura que eso es robar, y aunque no soy experto en leyes, creo que el código penal ya penaliza los robos y que la Ley de Propiedad Intelectual también lo hace, entonces ¿por qué relegislar lo ya legislado? En comunicación, se dice que lo que se ha comunicado es lo que ha entendido el receptor, si el emisor no se encarga de verificar si su mensaje se ha comprendido, la comunicación no ha existido. Basta con darse una vuelta por la red para descubrir que no ha habido comunicación.

Canon digital

Parece que se ha trapicheado con el canon digital como moneda de cambio, se dice que es un impuesto. No sé si lo será, pero no lo parece, pues un impuesto revierte en toda la sociedad, mientras que el canon sólo va a parar a las SGAES de turno (que por cierto, dicen que se quieren hacer un lavado de cara y creo que debieran lavarse la lengua con jabón lagarto), que en teoría reparten entre sus asociados. Los blogueros podríamos pedir un canon sobre los alojamientos web, sobre la publicidad que generamos, los profesores un canon sobre sus enseñanzas, los comerciantes podrían pedir un canon sobre los productos que venden ya que aumentan su visibilidad en el mercado, … El canon digital considera que todo el mundo va a delinquir contra la propiedad intelectual, entiendo que entonces no se puede sancionar por ello. El canon digital sería como Robin Hood, pero al revés. Por cierto, la Unión Europea ha declarado ilegal el canon para las empresas.

Como ya comenté en el anterior artículo sobre la Ley Sinde, no estoy en contra de pagar por los contenidos y por ello lo hago, pero hay que adaptarse a los cambios y no querer seguir con sistemas de distribución decimonónicos. Que la gente paga por contenidos basta con ver a Apple, que acaba de llegar a 10.000 millones de aplicaciones descargadas en su tienda (de la que soy usuario). Como ya dije, ponerle puertas al campo es imposible, hay que pensar en nuevos sistemas de distribución que convenzan a los compradores. Hemos que recordar que las tiendas de ultramarinos casi no existen, que el fax está casi muerto, que en las cadenas de montaje de las fábricas casi no hay personas, que en España casi no se fabrica textil, … Los tiempos cambian y los que no se adapten a la velocidad adecuada se quedarán fuera.

Otros podríamos pensar, ¿por qué tenemos que pagar por ver una película que se ha realizado con dinero de nuestros impuestos?, ¿por qué tenemos que pagar por ver una exposición subvencionada?, ¿por qué tenemos que creernos que determinados actos son cultura?, ¿por qué tenemos que pagar los agujeros de las televisiones públicas y sus contenidos no son de libre difusión?, ¿para qué necesitamos un Ministerio de Cultura?

Supongo que tendremos que volver a hablar del tema. Espero vuestros comentarios.