Monthly Archives: noviembre 2010

E-apellido


 

Toda la vida hablando y trabajando con documentos, firmas, sedes, registros, acuses de recibo, certificados, administraciones y facturas y llega la era de E-apellidar a todos ellos para convertirlos en electrónicos.
A partir de ahora hablaremos de documento electrónico, firma electrónica, sede electrónica,  registro electrónico, copia electrónica, factura electrónica, administración electrónica, …
Y en realidad lo que vamos a hacer es digitalizar una serie de procedimientos para nosotros conocidos y de uso extendido, lo que tiene por objetivo convertir procesos administrativos que requerían desplazamientos, presencia física, realizar varias visitas o algo más largo y doloroso en procesos sencillos de autoservicio.
Bienvenida al E-apellido.

Tipología de personas y actitudes frente al tiempo


En gestión del tiempo podríamos hablar de muchos perfiles de personales, aquí vemos una pequeña clasificación de los mismos.

Tipo Descripción Consejo
Al que le da lo mismo No le importa en que emplea el tiempo, no se molesta en estudiarlo o cambiarlo.

Le da lo mismo perjudicar a los demás.

Para él el cambio es urgente e imprescindible.

Para la empresa, si no cambia deshágase de él lo antes que pueda.

El proactivo Aquél que realiza esfuerzos para cambiar lo que funciona mal para él y para los demás. Para él, seguir en la actitud y potenciarla.

Para la empresa, reforzar la actitud y situarlo en posiciones de relevancia.

El reactivo El que solo actúa frente a estímulos. Para él, intentar el cambio a proactivo.

Para la empresa, fomentar su evolución y en caso contrario situarle en puestos sin responsabilidad y de trabajo mecánico.

El que no conoce el valor del tiempo Aquel que no sabe el coste que ocasiona su tiempo, ni su repercusión en los proyectos. Para él, averiguar ¿qué precio tiene mi  tiempo?

Para la empresa, mejorar la comunicación en este aspecto.

El “jeta” Estudia cómo hacer lo menos posible, dedica casi toda su atención a pensar cómo no hacer nada. Para él, así no se va a ninguna parte, cambiar y ser útil a él, la familia, la empresa y la sociedad.

Para la empresa, o cambio radical o despido inmediato.

El líder El “motor”, Ayudarle en su liderazgo e intentar conservarle en la empresa.
El que dice “gano poco” o “me merezco más” Siempre descontento  con su salario, con sus atribuciones, generalmente envidia a algunos compañeros, pero que nunca hace nada a favor de la organización. Para él, no estar todo el día comparándose con los demás.

Para la empresa, o conseguir un cambio o se convertirá en “manzana podrida”,

El que no valora el tiempo de los demás Reacio a que los demás abusen de su tiempo, pero al que le da lo mismo el tiempo de los demás. Figura prescindible.

Autor: Alfredo Vela Zancada

« Older Entries